Estudio anatómico de la cabeza de un cordero

La última semana del año, antes de las vacaciones de Navidad, realizamos varias prácticas para identificar las distintas estructuras de la cabeza de un cordero, las prácticas -para alguna alumna-  fueron asquerosas, pero divertidas. Como muestra del entusiasmo puesto en el laboratorio, basta con ver las siguientes imágenes:

Raul_VeronicaRebeca_RocioElenaJennifer_AnePatricia_AlbaYurema_RocioYasmeen_Alba

Comenzamos la serie de prácticas con una sesión de anatomía comparada. Con las imágenes de una sección sagital de la cabeza humana, fuimos identificando las distintas estructuras que aparecían en la cabeza del cordero. Si queréis leer de nuevo los guiones de la práctica, usad estos enlaces: Corte sagital medio a través del cráneo y de la columna vertebral de un ser humano y Diseccion_Encefalo_mamifero.

Cabeza corderoseccion sagital cabeza humana

Después de identificar las distintas partes de la cabeza, cráneo y encéfalo, extrajimos el ojo y la mitad del encéfalo para realizar las otras prácticas: Disección de un encéfalo y disección de un ojo. Esto es lo que conseguimos:

ojo_encefalo

Con las sobras, les propuse hacer un almuerzo. Nadie se animó, ¿pero a qué visto así, no tiene tan mala pinta?

Cabeza asada

Este plato –Cabezas asadas – lo considero fuerte, no por su gusto que es excelente sino por su apariencia y si te pones a describir como te lo comes pues es peor… pero igualmente lo haré y desearía que después de haber leído esta receta os animarais a probarlas.
Ingredientes: cabezas de cordero partidas por la mitad, patatas, ajos, perejil, aceite de oliva y tomate.  Se cortan las patatas muy finas y se ponen en el fondo de una bandeja de horno, colocamos encima las cabezas de cordero, se echa el tomate troceado y se espolvorea pimienta y sal por encima. Ponemos la bandeja en el horno aproximadamente 90 minutos.

Se me ha abierto el apetito con solo describir la forma de preparación. En este plato se come todo menos los huesos. No es conveniente abusar de él por su alto contenido en colesterol y grasas saturas. Disfrutad de este plato sin pensar si el cordero os mira o se ríe. Un saludo,  IÑAKI.

Nos vemos en la siguiente práctica.

Anuncios

4 comentarios el “Estudio anatómico de la cabeza de un cordero

  1. Esta ha sido la práctica a la que más respeto he tenido, la verdad que fue muy interesante y lo pasamos muy bien. Espero repetir con otra, saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s