Roma – 3 de abril

Aunque nadie se lo crea, desde que salimos del hotel Raffaello a las 9:00 h de la mañana, y  vistamos la Piazzale Michelangelo, a las 11:00 h, hasta las 18:30 horas no llegamos a Roma. ¿Qué distancia hay entre Florencia y Roma? 288 km. Pero entre paradas, descansos de los chóferes, atascos, y demás… un viaje eterno.

Una vez alojados en el hotel Porta Maggiore, una cervecita y a cenar. Teníamos media pensión, el desayuno no estaba mal, había de todo y en abundancia. Sin embargo, la pasta de las cenas…. “al dente”, pero “al dente duro”. Pero ya dice el refrán “al hambre no hay pan duro”.

La primera noche, los que quisimos hicimos un recorrido nocturno por las plazas más emblemáticas de la ciudad: Piazza Spagna, Fontana di Trevi, Piazza Rotonda (Pantheon), Piazza Navona, Piazza Venezia y Colosseo, junto al Arco do Costantino.

  • La Piazza de Spagna es una de las plazas más distinguidas de la ciudad, caracterizada por la gran escalinata de la Trinidad del Monte. En el centro de la plaza, a los pies de la gran escalinata se encuentra la elegante Fontana della Barcaccia, obra de Pietro Bernini. En lo alto de la escalinata se ve detrás de un obelisco egipcio la iglesia de Santa Trinidad del Monte, del 1495.

  • La Fontana di Trevi es la fuente más famosa de Roma, obra del arquitecto Salvi en 1735. Su nombre deriva de que se encuentra en la confluencia de tres vías. Todos nosotros arrojamos a la fuente una moneda para pedir un deseo, que según la leyenda se cumplirá, y además así garantizamos que, algún día, volveremos a esta hermosa ciudad.

  • La Piazza Navona es una de las plazas más bellas y famosas, donde es posible admirar obras maestras de Bernini, Borromoni y della Porta, notables exponentes del arte barroco. Es uno de los lugares más frecuentados de Roma, tanto por turistas como por los mismos romanos, que se reúnen durante la tarde y la noche en su entorno, poblado de restaurantes y locales de distintos géneros. La forma elíptica de la plaza se debe a que fue erigida sobre el antiguo Estadio de Domiciano. Encontramos en ella 3 fuentes. La central, la Fontana dei Fiumi, obra de Bernini, con la estatua alegórica de los cuatro ríos principales del mundo: el Ganges, el de la Plata, el Danubio y el Nilo. Las laterales son la Fontana del Moro diseñada por Bernini y la Fontana del Nettuno proyectada por Giacomo della Porta. Al centro de la plaza, frente a la fuente berniniana, se encuentra la iglesia de Santa Agnese in Agone, obra de Borromini, que con su fachada cóncava representa un magnífico ejemplo de edificio barroco.

  • En la piazza Venezia se encuentra el monumento edificado en 1885 para celebrar el cincuentenario del Reino de Italia. Una enorme escalinata, flanqueada de leones alados y dos Victorias bronceadas, lleva al altar de la Patria, en homenaje al “Soldado desconocido” caido en la Primera Guerra Mundial.

  • El Coliseo Romano es un anfiteatro construido en el siglo I en el centro de la ciudad de Roma. En la antigüedad poseía un aforo para 50.000 espectadores, con ochenta filas de gradas. Los que estaban cerca de la arena eran el Emperador y los senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos inferiores de la sociedad. En el Coliseo tenían lugar luchas de gladiadores y espectáculos públicos. Su inauguración duró 100 días, participando de ella todo el pueblo romano y muriendo en su celebración decenas de gladiadores y fieras que dieron su vida por el placer y el espectáculo del pueblo.

  • El Arco de Constantino es un arco del triunfo que se encuentra entre el Coliseo y la colina del Palatino. Se irguió para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312, y a otros emperadores anteriores. Es el más moderno de los arcos triunfales alzados en la Roma Antigua, de los que difiere por haberse construido gracias al expolio de edificios anteriores.

Uno va cumpliendo años y se va haciendo proporcionalmente más exigente. Y Aunque no me guste admitirlo después de la paliza del autobús y de este paseo solo tenía ganas de llegar al hotel y descansar. Antes de acostarme ya había caído en brazos de Morfeo, aunque igual no fueron sus brazos en los que caí, porque Morfeo era el díos del sueño en la mitología griega. Auskalo!

Anuncios

4 comentarios el “Roma – 3 de abril

  1. Resa me indignas!
    Ni una sola foto mias has puesto!
    Yo que soy el mayor fand e tu blog y de los pocos que se lee lo que pones… 😦 Que decepcion Resa. 😦
    Estoy muy triste que lo sepas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s