El que mucho se despide, pocas ganas tiene de irse.

Ha llegado la hora de la despedida. Para un profesor no debería ser difícil, pues estamos acostumbrados a conocer a muchos alumnos y alumnas y a veros pasar curso tras curso. Yo ya llevo más de veinte años dedicado a esta profesión, pero se me hace difícil deciros adiós. Habéis sido uno de los grupos que mejores recuerdos me han dejado.

En estos dos años juntos hemos tenido de todo: días buenos y no tan buenos, risas y algún que otro enfado, prácticas y como no….. hincar el codo y exámenes. Pero olvidándome de los estudios, me gustaría haber dejado algo en vuestro interior. Si os he ayudado a crecer como personas y si he sido capaz de encender una pequeña inquietud por la ciencia y la biología me doy por satisfecho.

Solo me queda deciros que espero que se cumplan  todos vuestros deseos para el futuro y que tengáis suerte en vuestra próxima etapa educativa. ¡Qué logréis todas vuestras aspiraciones!

Agur eta hurrengo arte!

Agur eta hurrengo arte!!

🙂   Iñaki

Anuncios