Jugando con huevos y con la ósmosis

Colocamos dos huevos crudos en sendos vasos de precipitados y los cubrimos con vinagre blanco. Al poco tiempo aparecen burbujas sobre las ´cascaras. Al cabo de 48 horas retiramos los huevos y los observamos. Los huevos, ahora, son traslúcidos, sin cáscara, sólo con la membrana semipermeable.

huevo + vinagre

Para observar el fenómeno de ósmosis, llenamos un vaso de precipitados con agua a la que le hemos añadido un colorante (azul de metileno, rojo neutro,…). Y llenamos un segundo vaso con miel. Colocamos un huevo sin cáscara en cada vaso y, tras esperar 24 horas, observamos los resultados.

IMG_20140929_141607

El huevo que estaba en agua teñida ha aumentado de volumen y presenta su interior teñido. Por el contrario el huevo introducido en la miel, ha disminuido su volumen y la miel se ha diluido.

IMG_20141015_132520

IMG_20141008_134000

 

¿Qué ha pasado? Ósmosis. El agua se ha desplazado de la disolución hipotónica (memos concentrada) a la hipertónica (más concentrada). En el primer caso, el agua pasa del medio al interior del huevo, y en el segundo, sale del huevo hacia fuera, a la miel.

Anuncios

El huevo y la ósmosis

Hoy hemos realizado una práctica para entender los fenómenos de ósmosis en las células de los seres vivos.  Para empezar hay que recordar que los seres vivos presentamos dos tipos de membranas,  el primer tipo de membrana –la permeable– deja pasar los fluidos en ambos sentidos, el segundo tipo –la semipermeable– (por ejemplo la membrana celular del huevo) solo permite el paso del fluido en un único sentido.

En presencia de una membrana semipermeable, el fluido querrá lograr la misma concentración de solutos a ambos lados de este tipo de membrana, moviéndose de la zona más diluida a la más concentrada. Justamente para concentrar la diluida y diluir la concentrada… ¿nos entendemos?

Materiales:

  • 1 Huevo crudo fresco
  • Vinagre
  • 1 Vaso de precipitados

Protocolo:

  1. Colocar el Huevo cuidadosamente en el vaso y cubrirlo con vinagre.
  2. El medio ácido disuelve la cáscara del huevo, lo que podemos comprobar al observar las burbujas que se forman (CO2).

3. Dejar reposar uno o dos días.

4. Una vez que el huevo está completamente pelado hay que lavarlo cuidadosamente y colocarlo en un vaso con agua (medio hipotónico).

5. Al cabo de unas horas observar el tamaño del huevo y la turgencia de la membrana. Se lo puede dejar todo el tiempo que se quiera a riesgo de que reviente.

6. El tercer huevo lo colocamos en miel (medio hipertónico) y poco a poco veremos cómo va perdiendo volumen.

Conclusiones:

La cáscara del huevo, formada principalmente por Carbonato de Calcio (CaCO3), se disuelve en un medio ácido. El ácido acético presente en el vinagre es un ácido débil, por lo que disuelve lentamente a la cáscara transformándola en Acetato de Calcio, Dióxido de Carbono (por eso las burbujas y la efervescencia observada en el punto (2) y agua.

3 CaCO3 + 2 C6H8O7 -> Ca3(C6H5O7)2 + 3 CO2 + 3 H2O

En el medio hipotónico, el agua penetró en el huevo (Turgencia), como se puede comprobar al comparar los volúmenes de un huevo fresco y el del experimento; mientras que en el medio hipertónico, el huevo pierde líquido, disminuyendo su volumen (Plasmolisis). Más imágenes es este enlace de Picasa.

Esta animación os puede ayudar a entender el proceso. Espero que os guste.

Desnudando a un huevo

Para quitar la cáscara de un huevo crudo sin romperlo necesitamos un vaso de precipitados, vinagre y el huevo. Basta con colocar el huevo crudo en el vaso, cubrirlo con vinagre y esperar hasta el día siguiente.

Desnudando un huevo

Inmediatamente se forman burbujas sobre la superficie del huevo y a medida que transcurre el tiempo el número de burbujas es mayor. Pasadas las 24 horas, la cáscara del huevo ya no existe, en el líquido flota un sólido blanco (componentes de la cáscara que no reaccionaron químicamente ni se disolvieron en el vinagre). El huevo mantiene su forma cubierto por una delgada membrana translúcida; presionando levemente y soltando se puede ver el movimiento de la yema en el seno de la clara. En este vídeo podéis ver todo el proceso.

 ¿Y qué podemos hacer ahora con los huevos “pelados”?

Los podemos utilizar para demostrar el fenómeno de ósmosis. Para ello, se necesitarán tres vasos de precipitados, agua destilada, sal, tres trozos de polietileno y tres gomas elásticas.

Limpiamos cuidadosamente los huevos con papel de cocina y sumergimos uno de ellos en una solución saturada de sal de cocina en agua, otro en agua destilada y a un tercero lo dejamos en el tercer recipiente. Luego cubrimos cada uno de los frascos con un trozo de polietileno sujeto con una goma y le hacemos unos pequeños agujeros, para que el cierre no sea hermético.

Durante los dos días siguientes se hacen observaciones periódicas y se registran e interpretan los cambios observados. La membrana del huevo actúa como membrana semipermeable permitiendo el paso del solvente (agua) del medio más diluido al más concentrado.

En el huevo de la izquierda podemos observar el fenómeno de turgencia. Este huevo se mantuvo en una disolución hipotónica y el agua atravesó la membrana celular y la célula se hinchó, dilatándose todo lo que permite la elasticidad de la membrana plasmática. Sin embargo, el huevo de la derecha, que estuvo en una solución hipertónica, sufrió el fenómeno contrario, la plasmolisis, las células al perder agua se contraen, disminuyendo su volumen celular. Recordad que esto es posible porque la membrana celular actúa como una membrana semipermeable.

Nuestra primera sesión de prácticas

 

Tras un agradable verano hemos vuelto a clase. Profesores nuevos, nuevas asignaturas, incluso las caras de nuestros compañeros y compañeras han cambiado…. pero hay algo que no cambia, el laboratorio. Estábamos deseando volver a este pequeño reducto que es solo nuestro. ¿Me equivoco?

Pues hoy volvemos a ponernos la batas y a cacharrear entre vasos de precipitados, microscopios, cubres y portas. ¿Qué vamos a hacer?  Después de unas “pesadas” clases de bioquímica, vamos a profundizar en el proceso de ósmosis. Para ello, vamos a realizar tres prácticas distintas para conocer el proceso de forma macroscópica y microscópica. Las prácticas son las siguientes: Estudio de los fenómenos osmóticos en zanahoria (guión de prácticas 1), observación de procesos osmóticos en células vegetales (guión de prácticas 2) y elaboración de una bebida isotónica (guión de prácticas 3).

Esta imagen nos puede ayudar arecordar los conceptos vistos en clase.

Estas tres fotografías muestran los cambios que sufrieron las dos mitades de zanahoria al sumergirlas en unas soluciones hipertónica e hipotónica.

Los más afortunados tras preparar las muestras ce epitelio de cebolla y bañarlo en las soluciones hipertónica e hipotónica pudieron observar estas imágenes:

Las prácticas no eran muy complicadas y en un ambiente relajado pudimos disfrutar de dos horas de trabajo en el laboratorio. Las caras demuestran lo bien que nos lo pasamos. Luego dirán que la escuela es aburrida.

Los más afortunados tras preparar las muestras de epitelio de cebolla y bañarlo en las soluciones hipertónica e hipotónica pudieron observar estas imágenes:

Epitelio de cebolla en soluciones hipertónica e hipotónica  

Las prácticas no eran muy complicadas y en un ambiente relajado pudimos disfrutar de dos horas de trabajo en el laboratorio. Las caras demuestran lo bien que nos lo pasamos. Si queréis ver más fotografías, podéis descargarlas de este álbum de Picasa. Luego dirán que la escuela es aburrida.